Algunos mitos (o medias verdades) sobre el nudismo

Siempre que uno se adentra en un terreno desconocido, suele traer una serie de prejuicios consigo, o se deja influenciar por lo que "saben" los demás, antes de formarse una opinión auténtica (basada en la experiencia). El nudismo tampoco se libra de rumores, medias verdades o directamente mentiras sobre lo que significa, de forma auténtica, ser nudista.

Así que, desde la limitada experiencia que puede tener una sola persona como nudista, algunos mitos sobre que caen por su propio peso cuando uno comienza a experimentarlo podrían ser los siguientes:
  • El que hace nudismo es un exhibicionista. Es cierto que al principio un recién iniciado en el estilo de vida nudista hace un poco por "dejarse ver" ante los demás, en busca de una aceptación social, y como forma también de quitarse los complejos ("Si me paseo entre los demás desnudo, seguro que supero el pudor inicial, o me siento más aceptado", podría pensar más de uno). Esta actitud, que no podría clasificarse de exhibicionista porque al fin y al cabo no hay insinuación sexual, desaparece conforme el nudismo se va convirtiendo en costumbre, por lo que no se puede considerar que un nudista de verdad sea un exhibicionista. Si la motivación para hacer nudismo es siempre que los demás te vean, está claro que te has equivocado de afición... o de lugar donde practicarla.
  • Sólo hacen nudismo los que tienen cuerpos de 10. Si eso fuese cierto las playas nudistas estarían prácticamente desiertas todo el año. En una playa nudista te encuentras con gente de todas las edades y complexiones, disfrutando del mar y del sol completamente desinhibidos y relajados, sin pensar en si su cuerpo es perfecto o no. Claro que hay cuerpos esculturales paseándose desnudos (sobre todo en playas de grandes ciudades como Barcelona), pero ni es la norma, ni mucho menos lo habitual.
  • El nudismo es negativo en el desarrollo de los niños. Es una de las razones que se esgrimen para privar del nudismo a los pequeños (sobre todo en familia), pero hay estudios (que no referiré aquí) que sostienen que el nudismo ayuda mucho en la aceptación del propio cuerpo por parte del individuo en desarrollo, evitando traumas y facilitando la comunicación del niño/a con los demás. Naturalmente, esta es una cuestión bastante subjetiva porque cada persona es un mundo, pero personalmente creo que nadie se va traumatizar de por vida al ver a gente mayor desnuda, sino más bien al contrario.
  • Sólo debo hacer nudismo en lugares apartados, para no molestar. En España al menos, el nudismo no es una actividad ni perseguida ni penada por la ley (incluso está siendo cada vez más aceptada, aunque no termine de calar entre los jóvenes a pesar de que algunos lo practiquemos y lo defendamos). Sólo se molesta el que quiere, y si se molesta es o bien porque tiene una mentalidad reprimida y frustrada, o bien porque ha tenido malas experiencias con el nudismo, y en esos casos puede ayudar la mentalidad abierta de un nudista.
  • Un nudista es una persona rara. Muchos creen que el nudista es raro, porque desafía las convenciones como que "en la playa hay que llevar bañador". Aquí hay una verdad a medias, porque si es cierto que un nudista no es para nada una persona de comportamientos extraños, sí se puede decir que el nudismo es una actividad "rara" según la definición ("Extraordinario, singular, poco común o frecuente"), aunque es una tendencia que está empezando a cambiar, por suerte.
  • Los nudistas son más respetuosos con la naturaleza. Se puede pensar que los nudistas son personas que respetan siempre la naturaleza y no la ensucian, pero por experiencia se que una persona desordenada y sucia lo sigue siendo incluso sin la ropa puesta. Quizá se confunde aquí nudismo con naturismo (aunque lo primero suele ser el paso previo para alcanzar lo segundo), pero no todos los nudistas son naturistas, ni respetan la naturaleza.

Faltan algunos tópicos/mitos más, seguro, pero con esto se cubren más o menos las principales ideas que un novato tiene sobre el nudismo, y que deberían ayudarle a ver que estar desnudo en la playa no es tan diferente a otras aficiones que una persona puede tener (jugar al fútbol, modelar en barro, pintar...). 

2 comentarios:

  1. Me gustó este artículo, sobre todo porque en pocas palabras definiste lo que es un nudista de un naturista, yo por ello me defino como nudista-naturista, porque andar sin ropa es una actividad que disfruto mucho y porque también he tomado conciencia de los beneficios de cuidar nuestro entorno natural.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo18/9/14 2:24

    Me encanta tu artículo. Ojalá todos pensásemos así. Es penoso darse con casos en que te miren despectivamente solo porque no llevas ropa y eres nudista, los que llegan a calas nudistas sin saber. En la zona que vivo (Vinaros/Castellon) la ignorancia aun existe y mucho, tanto que son capaces de confundir "nudismo" con "sexo". Impresionante. Las mentes retorcidas y enfermas saltan a la vista. Tanto jóvenes como personas adultas y parejas. Estoy contigo en todo: mentalidades reprimidas y frustradas que solo esperan ser respetadas pero no respetan. La única zona nudista que hay me parece un poco deprimente, por estar lo más lejos posible de todo, como si tuviéramos que irnos lejos para no "enseñar" nada feo; aparte del acceso a las calas, deteriorado y siempre con las mismas presencias fijas de mirones (hombres) que molestan y te hacen sentir observados.

    Un saludo.

    ResponderEliminar

¡Deja tu opinión sobre lo que acabas de leer! No lo uses para SPAM, si quieres dar publicidad a tu blog avisa y se te colocará en la barra de enlaces de la derecha. Por favor, nada de comentarios obscenos, este blog no es para esto...